Diseñadora de diseñadores


Hace unos días leyendo un artículo de Suzy Menkes, sobre la estrecha y siempre discutida relación que guarda el arte con la moda, (que ya digo yo que después de haberme tragado cinco años de carrera y no ver ni una diapositiva de diseños de moda entre el expenso repertorio de Hª del arte, es cuanto menos una relación oficialmente alejada, vamos, como el polo Norte y el Sur). Pues bien, en dicho artículo, aparecían un par de fotos de una exposición, que curiosamente termina hoy, en el Museo Bourdelle, París. 

La muestra, reivindica el trabajo de una de las más grandes creadoras de moda del siglo XX: Madame Grès. Bajo el título  Madame Grès: la couture à l’œuvre, se han exhibido 80 vestidos, 50 fotografías y numerosos  bocetos que intentan devolver a esta creadora una posición en la historia de la moda que nunca debió perder.



Germaine Emilie Krebs, más popular como Madame Grès, nació en 1903 y empezó a diseñar en los años 30 con el nombre de Alix. Firmó como Madame Grès a partir de 1942. El nombre corresponde al anagrama que utilizaba su marido, el artista ruso Serge Czerefkow.


La Grès, descendía de una saga de artistas y en un principio se dejó llevar por la inercia familiar, decantándose por la escultura unos años, pronto cambio el cincel por la aguja, modelando las telas como si fuera piedra. Vestidos que carecen prácticamente de costuras, líneas depuradas y volúmenes muy elaborados. Si se suele decir que Elie Saab convierte a las mujeres en princesas, Madame Gres las tornaba en diosas griegas, en bellas esculturas. Y para ello, se inspiró en el mundo antiguo, así como en las culturas norteafricanas y en tradiciones de la India.


Compartió con Balenciaga el privilegio de ser un talento indiscutible indiscutido entre sus colegas. Se limitó a hacer alta costura, pensaba que solo podía poner en práctica su arte a través del encuentro con sus clientas, algo que habría perdido en el prêt-à-porter.

La aparente simplicidad de unos diseños que parecían modelados sobre el cuerpo humano, ocultan una elaboración muy compleja, piezas continuas, cortadas y cosidas solo cuando era estrictamente necesario, atemporales, a menudo con plisaba la tela sobre el cuerpo de la modelo, drapeados y formas asimétricas, de colores puros.




En 1942 inauguró la Casa Grès en París, colgó una enorme bandera francesa en el escaparate desafiando a la ocupación alemana. Cada vez que los alemanes pasaban por allí, la arrancaban, ella impasible colgaba otra.  Sabían que era judía, pero la dejaban en paz porque esperaban que vistiera a las esposas de los oficiales. Cuando se negó, le cerraron la tienda... Valiente, sin duda.

Gozó de reconocimiento  hasta los años 70, se negó a entrar en el sistema del prêt-à-porter hasta 1980, con el que no funcionó muy bien, más tarde  perdió el control de sus perfumes. En 1990 se retiró al Sur de Francia y 1993 murió "en secreto”, su hija no quería que la gente que no la había apoyado al final de su vida (cuando tuvo dificultades económicas) pudiera sacar ningún partido de su muerte, por lo que no trascendió hasta un año después.

                                                                              

     




Fue una de las diseñadoras más importantes e injustamente olvidada por el gran público, aunque como grande, es fuente de la que han bebido desde Yves Saint Laurent a Yamamoto, pasando por Azzedine Alaïa.


 Extremadamente discreta, afirmaba: 

“No tengo nada que decir, pero todo que mostrar”




8 comentarios:

  1. Pedazo de post, me ha encantado. Conocía solo a Madame Gres de oídas pero apenas sabía nada de ella. Si, desafortunadamente es una de las injustamente olvidadas de la moda. Por cierto, te sigo.

    Bss.
    http://melancora.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lynn,

    La verdad es que existe poca info en español sobre ella, hay un libro muy bueno si te manejas con el francés: http://www.casadellibro.com/libro-madame-gres-/1564486/2900001344228

    Gracias por pasarte por aquí.

    XXX

    P.D. Megusta tu Blog! ;-)

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado el post!!!
    besotes!

    -pop-

    ResponderEliminar
  4. ¡qué interesante! no la conocía. me encanta su filosofía reflejada en la frase final.

    besos
    http://www.inmyshoes.es/

    ResponderEliminar
  5. Qué interesante! no la conocía!
    Gracias por tu comment
    1 besito
    Soni
    http://shoppingafternoon.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Está claro que además de tener talento hay que saber venderse.
    HE llegado a tu blog gracias a Trendtation y me ha encantado, seguiré pasando.
    XOXO

    ResponderEliminar
  7. madame que genial fue su vida, es maravilloso todo las experiencias que viven los diseñadores de moda, muy bueno y no esta olvidada ya que dejo un gran legado artistico que ha transendido y ha motivado a nuevas generaciones

    ResponderEliminar