Glamour en el cielo



La aviación y la moda siempre han disfrutado de una estrecha relación, desde la mini falda de las azafatas en los años sesenta, hasta la chaqueta de aviador en los desfiles de Burberry. En 2012, una recreación de cabina de avión hizo las veces de pasarela en el desfile de Karl Lagerfeld para Chanel y reciente en 2015, la aerolínea Vueling y el grupo INDITEX, Stradivarius, colaboraron para convertir el pasillo del avión que cubría la ruta entre Roma y Catania, en un pasillo de tendencias.

Siempre hubo un halo de glamour sobre la aviación, digo “hubo”, porque eso se terminó hace tiempo… Recuerdo cuando mi tía abuela, me hablaba de ser azafata de vuelo como algo parecido a ser un ángel de Victoria's Secret hoy día, y es que la época en la que ella viaja tanto el físico como la indumentaria de estas chicas era cuidad al detalle.


Las azafatas (hoy también azafatos), son vistos en diferentes puntos del mundo de forma directa por millones de personas al día y por este motivo, muchos diseñadores se han ido animado a lo lago de la historia a diseñar sus uniformes, puro marketing: un escaparate móvil mundial. Para las compañías aéreas esto significaba una gran oportunidad de ver un uniforme como algo que podía proporcionar a los pasajeros la percepción de una experiencia de alta calidad, una imagen renovada y mejorada.

Air France, por Cristóbal Balenciaga (1969)

De los primeros en embarcarse de forma “concienciada” en esta tarea encontramos a Air France, que requería los servicios de Dior en 1962, con un sobrio diseño que incorporaba casquete y lazo. En 1968 Pierre Cardin, se decantó por tonos pastel celeste, incorpora la capa y un casco más casquete. En 1969, fue el turno de Cristóbal Balenciaga, con uniformes que se adecuaban a las necesidades de las azafatas: elegancia, libertad de movimiento, adaptabilidad a cambios climáticos bruscos, así como ayuda al mantenimiento de una buena apariencia después de un largo viaje. 


Las ventas de Southwest Airlines se incrementaron de forma estrepitosa cuando se presentó su nuevo uniforme. Unos microshorts y botas blancas de caña alta, dejaban poco a la imaginación y la compañía texana cambió su eslogan antiguo por "el sexo vende asientos" y ya nos da algunas pistas, comenzó a servir cocteles con nombres como “Poción amorosa”. Air Bahama subió la apuesta mostrando además de muslo, el ombligo.

Southwest Airlines

En los sesenta y setenta, también se volvió costumbre vestir a las azafatas con diseños que tenían ecos de los lugares a los que se viajaba. Así United Airlines decidió diseñar un uniforme para sus vuelos a destinos tropicales en los que el collar de flores hawaiano estaba "discretamente" integrado en el escote del vestido.

En los 70, Pucci se unió a la aerolínea australiana QANTAS para elaborar unos uniformes que no renunciaron a su estilo alegre, vestidos tubo de estampados florales y chaquetas cortas verde primavera. Los colores fueron usados sin distinción, todo era posible. 

Braniff International Airways, por Emilio Pucci (1966)

Con los años, más y más diseñadores de moda más importantes del mundo fueron asociándose a compañías aéreas, entre ellos Oleg Cassini, Halston, Giorgio Armani (Al Italia), Nina Ricci (Cathay Pacific) o Christian Lacroix, entre muchos.



En España, Iberia se lanzó a esta a ventura con Pedro Rodríguez entre 1954-1962, con un dos piezas oscuro elegante y discreto. Manuel Pertegaz le tomó en testigo, personalizando con medidas cada traje para cada azafata, su diseño dio un giro de originalidad con una capa en tonos rojizos, casquete negro y botas altas del mismo tono. Elio Berhanyer, entre 1972 y 1989, sustituyó a Pertegaz y creó una línea de estilo británico. Sus uniformes en azul marino y sombrero tipo “Bobby” contrastaban a la perfección con el pañuelo en colores vivos. A partir de los noventa, grandes empresas u otros diseñadores como Adolfo Domínguez continuaron diseñando para Iberia y como “revolución” incluyo pantalones de forma opcional para el personal femenino. Actualmente, los uniformes de Iberia Express los realiza la firma EL Ganso.


Evolución uniforme IBERIA

1968 Pertegaz para IBERIA

En 2015 del modisto Angel Schlesser presentó de los nuevos uniformes de la aerolínea WAMOS AIR. Los uniformes de estilo sobrio y funcional, fueron concebidos bajo la inspiración de los inicios de la aviación militar norteamericana, que se refleja de forma palpable en casquetes, líneas depuras de blazers y faldas lápiz.

De los zapatos mejor no hablamos, no consigo encontrar en la actualidad un zapato que no parezca de ortopédico en ninguna aerolínea.





Virgin Atlantic Airways, por Vivienne Westwood (2014)

 




Recientemente, el buscador Skyscanner sometió a encuesta los uniformes de las diferentes compañías aéreas y nos desvela cuál creen los pasajeros que es la aerolínea con más estilo. Y la compañía más votada por los usuarios ha sido Qatar Airways, con un uniforme color escarlata de tintes retro, casquete con velo y toques beiges que presentan la arena del desierto, estos elementos son ya parte de la identidad de esta aerolínea.

Puede ser, que el estilismo del pelo perfecto, gorrito ladeado o un corte súper femenino de uniforme resuenen a ese glamour perdido que tenía antes coger un avión. Sin embargo, a veces podemos comprobar que no todo tiempo pasado fue mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada